Pobre y desnuda vas, filosofía: tres poemas y un grabado a propósito de la filosofía

Estándar

Un tópico recurrente en las letras, pero que Francisco de Goya también supo representar.

Acá los poemas, empezando por el Soneto VII de Francesco Petrarca ( 1304 – 1374):

Pobre y desnuda vas, filosofía

La gula, el sueño y las ociosas plumas
han del mundo toda virtud ahuyentado,
por ello está de su cauce casi extraviada
nuestra naturaleza, vencidad por la costumbre;
y está tan apagada toda benigna luz
del cielo, por la que se configura la vida humana,
que como algo admirable se señala
a quien quiere hacer que del Helicón nazca un río.
¿Quién anhela el laurel?, ¿quién el mirto?
“Pobre y desnuda vas, filosofía”,
dice la turba, interesada sólo en el vil lucro.
Pocos compañeros tendrás por el otro camino;
tanto más, te ruego, espíritu gentil,
que no abandones tu magnánima empresa.

Hernando de Acuña (1520 – 1580 ) escribió un poema con alusión al soneto del italiano, que su viuda publicaría en 1591 en Varias poesías:

Dijo el doctor Petrarca sabiamente:
«Pobre y desnuda vas, Filosofía»,
lamentando su tiempo en que antevía
las faltas y miserias del presente;
do el vicio reina ya tan sueltamente,
que valen poco, y menos cada día,
la bondad, el saber, la valentía,
del mejor, o más sabio, o más valiente.
Mas cuanto el mal está más encumbrado
y el mundo aprueba más lo que debiera
tenerse por infamia y maleficio,
tanto merece ser más estimado
el virtuoso obrar, pues ya no espera
la virtud premio, ni castigo el vicio.

Félix Lope de Vega (1562 – 1635) lo cita en su célebre Rimas humanas y divinas en 1634 en Madrid:

Al corto premio de un amigo suyo que le merecía

“Pobre y desnuda vas, Filosofía”
dijo el Petrarca, luego siempre ha sido,
Fabio, la ciencia, en miserable olvido,
desprecio de la humana monarquía.
Llorad la vuestra, que la inútil mía
ni aun el nombre merece que ha tenido;
olio, tiempo y estudio habéis perdido:
tales efectos la esperanza cría.
Dicen, cuando en los males no hay mudanza,
que la paciencia es premio de la ciencia;
¿que hará quien, por ser premio, no la alcanza?
¡Aforismo cruel, cruel sentencia!
Récipe para estítica esperanza,
ayudas de silencio y de paciencia.

Un tema con distintas claves y recurrente, que va de las letras a la pintura.

Alejandro Loeza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s