Diego Velázquez y tres imágenes a propósito del poder en la época de los Austria

Estándar

La estructura política del poder que irradiaron los monarcas de la casa de los Austria está asociada a las pinturas del sevillano Diego Velázquez (1599-1660). Favorecido por la corte de Felipe IV (quien delega el poder en la figura del valido Gaspar Guzmán Conde-Duque de Olivares) Velázquez creo numerososas obras que simbolizarían la España de principios del siglo XVII, creando un imaginario de una de las épocas más complejas, ricas e interesantes de la historia del arte español. De esta forma, comento tres obras del sevillano, que representa el poder ideológico, político y económico en los tiempos de los Austria.

Cristo crucificado (1631-1632)

La imagen representa la ideología que la casa real española había adquirido a partir de la contrareforma en contraposición con la postura de los paises como Inglaterra y Alemania. Esta pintura (junto con una serie de retratos de monjas, figuras del clero y cuadros con motivos religiosos) fue pintado a solicitud del propio Felipe IV. La obra muestra un Cristo pulcro, libre de las heridas de la Pasión, de rostro sereno que induce a la meditación y al silencio místico. Ideológicamente, el poder estaba constituido por el catolicismo, en su máxima expresión, plasmada en una de las imágenes recurrentes de las creencias religiosas de la España del siglo XVII.

Don Gaspar de Guzmán, conde-duque de Olivares (1634)

Ícono del poder asociado al valido, este cuadro representa una serie de analogías con el liderazgo de la España de principios del siglo XVII. Velázquez dota de las características de mando, control y poder político (en conjunto con el liderazgo militar) del Conde-Duque de Olivares, haciendolo parecer arrogante y soberbio. Figura controvertida, el Conde – Duque de Olivares está retratado en directa asociación con el poder político de la época. Este magnífico cuadro y otros relativos a Felipe IV, es comentado de forma mucho más completa y extraordinaria por Shai Cohen en la entrada “Reflexiones y trabajos críticos recientes sobre la figura de Olivares (y algo más)“.

Las hilanderas o la fábula de Aracne (1657)

El símbolo económico del siglo XVII está marcada por la crisis de la casa de los Austria y de la sociedad española. El cuadro que muestro es, ante todo, símbolo de la economía manual y de las formas de funcionar dentro de las dinámicas del Siglo de Oro. Encargado por Pedro de Arce, figura cercana a Felipe IV, la imagen muestra en primer plano un hecho secundario: el trabajo de las hilanderas de tapices, mientras que, en segundo plano, se representa un hecho primario y fundamental: la representación de la fábula de Aracne. Ambos, las hilanderas y la fábula se mezclan para exponer la dinámica económica de este siglo, marcado por la escases de obra de mano y caracterizado por el ocio de las clases aristocráticas.

Alejandro Loeza

Anuncios

3 comentarios en “Diego Velázquez y tres imágenes a propósito del poder en la época de los Austria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s