Hacer teatro en el teatro: “Seis personajes en busca de autor” de Luigi Pirandello

Estándar

El teatro de la Europa de finales del siglo XIX había alcanzado un punto estilístico rico aunque temáticamente agotado. Con el inicio del siglo XX las vanguardias literarias darían todo tipo de motivaciones que ayudarían a romper estructuras y que promoverían la búsqueda de nuevos temas para indagar en cuestiones existenciales. En este plano es fácil de reconocer al premio nobel de literatura Luigi Pirandello (1867 – 1936) quien en su obra teatral Seis personajes en busca de autor expone un juego de profunda repercusión para el espectador. Es más, la intención del autor es claramente romper con esos espacios tan claramente delimitados desde el teatro del Siglo de Oro: los niveles de diégesis se van rompiendo con distintos mecanismos.

El planteamiento de la obra es más bien sencillo: Un director está por iniciar el ensayo de una obra de Pirandello (El juego de los papeles) con los actores correspondientes. Al instante se presentan seis personajes (El Padre, La Hijastra, El Hijo, La Madre y dos hijos de esta) que buscan un autor, una escena y un lugar en dónde representar su drama, dónde representar su propia vida.  Y el mismo autor explica el trabajo creativo a partir del cual llegó a la idea para esta obra: “¿Por qué – me dije- no represento este novísimo caso de un autor que se niega a dar vida a algunos de sus personajes, nacidos vivos en su fantasía, y el caso de estos personajes que, una vez infundida en ellos la vida, no se resignan a quedar excluidos del mundo del arte? Ellos ya se han desprendido de mí: viven por su cuenta; han adquirido voz y movimiento; se han convertido, pues, por sí solos, en esta lucha que han tenido que mantener conmigo por su vida, en personajes dramáticos, personajes que pueden moverse y hablar solos”. La obra, básicamente, busca mencionar indagar y explicitar este proceso creativo en el que la fantasía del autor encausa este drama.

Pirandello es tácito en su prefacio y no deja lugar a dudas de donde encontrar este germen que da vida a sus personajes: “Un artista viviendo, acoge en sí muchos gérmenes de la vida, y nunca puede decir cómo y por qué, en cierto momento, uno de esos gérmenes vitales se inserta en la fantasía para convertirse en criatura viva en un plano de vida superior a la voluble existencia cotidiana” Y la parte más propositiva de Pirandello es contrastar al autor que busca un tema triste, alegre, etc. y que lo acomoda a un momento específico: Pirandello busca ser un autor que indaga en sus escenas y en el sentido de la vida, convirtiendo sus obras en un pretexto filosófico montado en el escenario.

La obra de Pirandello tiene como mayor problema esa acción que nunca termina de arrancar y que nos es entregada en fragmento más narrativos que dramáticos; dicho de otra forma, la caracterización de los que representan la obra será el único vínculo para entender el complejo proceso que Pirandello intenta montar. De esta manera logra una metadiégesis teatral, a través de la fantasía, de lo arbitrario y artificial:

El Padre: [...] crear absurdos verosímiles para que parezcan verdaderos [...] La naturaleza se sirve del instrumento de la fantasía humana para proseguir, más elevada, su obra de creación.

Esta intencionada descolocación es el tono en el que se mantiene la obra. La trama no presenta ni misterios ni grandes complejidades. La única es que la incredulidad del Director sea creíble para el espectador.

El Padre: [Dirigiéndose al Director] ¡Me maravilla su incredulidad! ¿Es que no están ustedes habituados, señores, a ver cómo aparecen aquí arriba, vivos, uno frente a otro, los personajes creados por un autor? [...] El drama está en nosotros, somos nosotros; y estamos impacientes por interpretarlo tal y como por dentro nos urge la pasión.

Está será la tónica de la obra: un constante debate entre el Director, los actores, los personajes y el espectador que debe convencerse al final de que la ficción presentada, es una realidad creativa y tangible. Incluso, tal es este proceso, que los ensayo de la obra tienen lugar frente a la obra misma. La perspectiva será crucial para entender el entramado entre la Hijastra, el Hijo y el Padre: cada uno aporta un punto de vista sobre las acciones que deben ser llevadas acabo pero nunca se nos revela la totalidad de la acción. Sería casi imposible indicar cual es el personaje principal, ya que todos aportan protagonismo suficiente como para destacar su importancia en la hipotética obra por hacer. Irónicamente lo que la obra trata de no ser, es: una complejización de la Comedia del arte, donde la improvisación (aparente) de los personajes va dando forma al drama. Un enfrentamiento muy interesante dentro de la obra será el que se da entre El Primer Actor y el Director, donde el primero está confundido, pues si el personaje del Padre está en escena para asumir su propio papel ¿qué lugar debe ocupar el actor? en todo caso, es seguro que el actor no tiene función si no es capaz de asumirse como el personaje, es decir, si no es el personaje, no tiene lugar en la obra.

Al final los personajes “viven” en la escena que les asignan; así se logra la motivación principal de la misma: crear la atmosfera de verosimilitud donde la muerte de uno de los hijos tiene lugar a partir de la negligencia, culpa y abandono de las figuras adultas. Esta última acción es confusa pero estridente, con lo cual, si el espectador en este momento no está lo suficientemente confundido por lo que pasa en escena, forzosamente habrá tenido que llegar a la catarsis que pretende Pirandello. El autor de la obra intenta dotar de vida y libertad a unos personajes que realmente no la tienen: están atados a la artificialidad creada por Pirandello con tal de mostrar un hecho creativo, abstracto, complejo e incluso surreal. En varios diálogos es posible entender esa metafísica de la vida que el autor intenta lograr, por la cual los personajes asumen un papel de la vida en términos metafóricos. De esta forma, la obra Seis personajes en busca de autor en una de sus múltiples lecturas, podríamos entenderla como la búsqueda existencial del ser humano por su papel o, más bien, en asumir el papel que le toca representar. Algo muy similar hizo Pedro Calderón de la Barca en su Gran teatro del mundo en el siglo XVII y Pirandello mueve todo con tal de lograr lo que el madrileño logró tres siglos antes: representar la vida como una obra teatral en la que cada cual tiene asignado un personaje. Así, Pirandello busca en su obra la existencia misma de seis personajes e intenta darles una libertad que bien puede ser una metáfora viva de aquella época tan convulsa en la Europa de principios del siglo XX. Al final el personaje asume su existencia sin un creador que lo explique y/o justifique.

Alejandro Loeza

About these ads

4 comentarios en “Hacer teatro en el teatro: “Seis personajes en busca de autor” de Luigi Pirandello

  1. Piru

    Clara exposición de un tema muy difícil —teatralmente, filosóficamente, vitalmente— de la obra genial de Pirandello, un drama que reverbera incluso a teología existencial.

    • María Eugenia, en efecto un tema complicado que en esta breve entrada apenas y susurro. Estoy de acuerdo que las implicaciones teológicas en esta obra tienen presencia, tal cual la mencionada obra de Calderón de la Barca. Algo tiene el teatro que abre esa perspectiva existencial. Pirandello lo monta de forma extraordinaria. Gracias por tu comentario. Saludos.

  2. Una obra brillante. Trabajé sobre la “escena de ensayo” en la obra Seis personajes en busca de autor (junto a L’Impromptu de Versailles de Molière y Le Véritable Saint Genest de Rotrou) y puedo decir que es una obra sencillamente brutal e inagotable!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s